Leucemia Felina

Actualizado: 22 de may de 2018

Por: Dra. Vilma Gómez MVZ ​


La enfermedad llamada Leucemia Felina es provocada por un virus felino que está ampliamente extendido entre los gatos de todo el mundo.

Un gato puede vivir varios años siendo portador de ese virus, pero requiere cuidado especial para cuidar su salud y prevenir infecciones.



La mayor fuente de contagio es a través de la saliva. Mediante mordidas en peleas felinas, en platos de agua o comida compartidos o bandejas sanitarias de los gatos, entre otras formas. También las madres enfermas pueden contagiar a sus hijos antes de nacer o en la lactancia, por lo cual desde que se diagnostica un gato o gata con esta enfermedad debe ser inmediatamente castrado o esterilizada.

Entre las enfermedades o patologías que puede padecer un felino con el virus de la Leucemia están : infecciones bacterianas o por hongos, además de parasitosis por tener deprimido el sistema inmune, a veces no responden a tratamientos o son recurrentes ; problemas reproductivos, provocando abortos o reabsorciones de fetos ; problemas de coagulación sanguínea ; problemas gastrointestinales, puede provocar cáncer en estómago e intestinos, vómitos, diarreas, a veces provocados por las parasitosis; anemia, cuando el virus afecta la medula ósea ; enfermedades neurológicas, como convulsiones, parálisis, etc. Y neoplasias, siendo un alto porcentaje de casos los que han padecido de linfosarcoma luego de padecer el virus.

Al inicio de la enfermedad cursan síntomas generales como falta de apetito, bajo peso, fiebre, decaimiento. También son comunes los signos respiratorios, intestinales y de piel. Descuidan su limpieza y hacen sus necesidades fuera de la caja de arena.




Actualmente es bien sencillo y rápido de diagnosticar, en la consulta veterinaria con un poco de sangre mediante una prueba rápida de 10 minutos.

Luego de confirmada la enfermedad sabemos que no se cura pero si tratable, controlar anemia, infección, y se deben mantener en un hábitat sin estrés para ellos, osea no hacerle cambios bruscos ni de comida, ni de casa, el gato se estresa muy fácilmente.

La probabilidad de contagio de gatos a personas es nula ya que se trata de un virus específico de felinos, que no se produce en humanos.

Los gatos positivos deben estar en optima salud, por lo que su alimentación debe ser de alta calidad, no darle nada crudo, porque el riesgo de contraer cualquier enfermedad es superior en animales inmunosuprimidos como ellos.

Son buenos los rechequeos al menos cada 6 meses con el veterinario, así como sus desparasitaciones y chequeos de sangre con la frecuencia que el veterinario agende.

Lamentablemente es imposible saber que cuánto tiempo vivirá un gato sano que ha salido positivo a la prueba de Leucemia. La mejor prevención contra esta enfermedad es la vacunación anual y evitar el contacto de animales sanos con enfermos.



35 vistas

CONTÁCTANOS

(809) 683-7000

Calle Euclides Morillo #53,

Santo Domingo

© 2018 Grupo Mallén.